Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

Los alquileres se disparan y suben más del 15% en Barcelona

El precio de los alquileres tocó su techo en el cuarto trimestre de 2008. Según la estadística de la Generalitat, elaborada a partir de las fianzas que los caseros depositan en el Instituto Catalán del Suelo (Incasòl), entonces las rentas alcanzaron una media de 12,6 euros por metro cuadrado. Sin embargo, la burbuja tenía ya los días contados y el mercado de alquiler no iba a librarse ni de ella ni de la recesión que le iba a seguir. En los ejercicios sucesivos los alquileres bajaron hasta situarse en una media de 10 euros por metro cuadrado. Y allí estuvieron estancados hasta prácticamente 2014.

El año pasado, sin embargo, los precios no solo crecieron, sino que se dispararon. Los señalan los datos oficiales de la Generalitat y los que recogen varios portales inmobiliarios, en los que se anuncia el grueso de viviendas de la capital catalana. Según el Incasòl, el alquiler medio en el tercer trimestre se situó en 11,47 euros por metro cuadrado, lo que supone un 14,5% más que en el mismo periodo del año anterior. El portal Idealista señala una subida del 23%, mientras que Fotocasa indica que los precios subieron en todos los distritos, desde Sant Martí (18,7%) hasta Nou Barris (9%).

"Llevábamos años con una perspectiva negativa, pero en 2014 empezamos a ver un cambio de tendencia. El alquiler ha ido subiendo desde entonces en toda España, pero sobre todo en Madrid y en Barcelona", señala Beatriz Toribio, responsable de Estudios de Fotocasa. Toribio explica que la subida de la capital catalana se debe a la "altísima demanda" y a la existencia de los alquileres turísticos.

El catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Pompeu Fabra, José García Montalvo, coincide en que la subida en Barcelona está muy por encima de la del resto de España. El profesor ve la subida "razonable": por una parte, dice, la demanda de alquiler aumenta por las dificultades para acceder a una hipoteca con un contrato temporal y un salario bajo. El economista y vocal del Consejo Superior de Estadística Julio Rodríguez recuerda que la gente va "al alquiler" al no "poder acceder a la propiedad". "Lo más social que hay en España ahora es el alquiler privado, a falta de política de vivienda", lamenta.

Por otra parte, hay más oferta de alquiler que antes de la crisis, pero la "transformación de venta en alquiler se ha ralentizado", explica. El profesor de Economía de la Universidad de Barcelona Gonzalo Bernardos advierte que tras el estallido de la burbuja muchas empresas y particulares tuvieron que alquilar sus viviendas no por convicción, sino por necesidad. "No se vendía nada", recuerda.

Sin embargo, ahora el mercado se ha reactivado, en especial en la capital catalana, por lo que los propietarios de cientos de esos pisos vuelven a colgar el cartel de se vende. Los datos avalan esa explicación. En los tres primeros trimestres del año 2015 se firmaron 29.264 contratos de alquiler en la ciudad, lo que supone un 10% menos que en el mismo periodo del año anterior.

 

Fuente: ElPais.com   09/02/2016