Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

La vivienda se dispara en Palma, Madrid y Málaga por encima del 20%

La vivienda no deja de subir en las grandes capitales, y lo hace a doble dígito a pesar de encontrarse en muy altos niveles en algunas áreas. En el caso de la oferta de segunda mano, los precios se dispararon en mayo por encima del 20% en Palma de Mallorca, Madrid y Málaga respecto a mayo de 2017. En Palma, la vivienda usada tocó máximos previos al boom en 2017 pero siguen disparándose.

 La vivienda usada se encareció de media un 7,8% en todo el territorio nacional, situándose en 1.645 euros por metro cuadrado, según los últimos datos publicados por el portal Idealista. El aumento por el momento supera las expectativas de expertos del sector, que pronostican una subida del 5% para este año.

Las grandes capitales de provincia y zonas de costa capitanean las subidas, debido a varias razones. Por un lado, influye el mayor dinamismo de estas ciudades, con más ofertas de empleo y actividad económica. Por otro, el atractivo que suponen para los inversores, que ven en la compra para el alquiler un activo muy rentable en entornos de bajos tipos de interés. Estos factores tiran de la demanda que, al encontrarse con una oferta muy limitada, recalienta el mercado.

Así, el incremento de precios en Baleares, del 21,5% -el mayor a nivel nacional-, se debe a la subida que experimenta Palma de Mallorca, del 21,6%, en tasa interanual. Le sigue Madrid, donde la provincia crece un 17,5% gracias al incremento de la capital (21,5%). En tercera posición se sitúa Barcelona, donde mientras que los precios se dispararon un 20,6% en la provincia, apenas crecieron un 2,9% en la capital.

"No parece que el precio esté cerca de máximos", explican desde Idealista, en referencia al tirón a doble dígito que protagonizan algunas provincias y capitales de provincia. Estas evoluciones contrastan con la senda de normalización de precios que empiezan a experimentar algunos distritos. En Barcelona, por ejemplo, el recalentamiento ha alcanzado tales niveles que, en algunas zonas del centro, la vivienda comienza a abaratarse. La Ciudad Condal es la más cara de España.

En Barcelona, el metro cuadrado se encuentra, de media, en 4.408 euros. En Madrid las correcciones ocurren en menor medida, ya que la demanda termina orientándose hacia otros distritos más baratos, elevando precios en la periferia. Para el portal, el principal detonante de esta tendencia reside en la escasez de oferta. "Se está reduciendo rapidísimamente el stock de vivienda usada", señalan, en referencia a las "pegas" que se están poniendo, por ejemplo, desde el Ayuntamiento de Madrid, a la construcción de vivienda.

El éxito de España como destino turístico y el boom del alquiler también están disparando precios. Son precisamente zonas turísticas donde crece el precio de la vivienda. En Canarias la vivienda usada crece un 12,7%. En estos casos confluye un perfil de comprador extranjero de segunda vivienda de tipo vacacional, con el de inversores que busca rentabilidad al destinar los pisos al alquiler turístico.

 

(Expansión, pág 30. 5 columnas)