Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

La vivienda se convierte en uno de los productos de inversión estrella en Alemania

El momento excepcional que vive Europa está rompiendo los hábitos más arraigados de los ahorradores. Con unos tipos de interés en mínimos históricos y un programa de compra de deuda millonario sobre la mesa, cada vez más europeos empiezan a buscar alternativas a los productos más tradicionales y seguros del mercado, como los bonos o los depósitos bancarios.

En Alemania, sin ir más lejos, cada vez más ciudadanos dejan a un lado este tipo de vehículos para optar por otros más rentables, como la bolsa y la vivienda. Cada vez más alemanes están optando por adquirir un inmueble para sacarle partido a su dinero.

Según publica el diario El Economista, desde que estalló la crisis, el volumen de transacciones inmobiliarias se ha quintuplicado hasta alcanzar los 23.500 millones de euros en 2015.

Entre las razones que explican este cambio de tendencia están, además de las bajas rentabilidades de muchos productos de inversión, el abaratamiento del crédito en la eurozona. Y es que, con un euríbor por debajo del precio del dinero y una guerra bancaria por captar crédito, los intereses a los que están sujetos los préstamos cada vez son más reducidos.

Todo ello sin olvidar que, en la locomotora del Viejo Continente, la vivienda es el único activo que está subiendo de precio año tras año.

Según los datos de Eurostat, la oficina de estadísticas comunitaria, en el tercer trimestre de 2015 el precio de la vivienda en el país germanorepuntó un 5,6% interanual, frente a la subida del 3,1% del conjunto de la UE y al 2,3% de la eurozona. Además, fue uno de los pocos miembros que también registró un crecimiento intertrimestral.

Si miramos la evolución de los últimos años descubrimos que desde 2008 han crecido todos los ejercicios excepto en 2010, cuando los precios bajaron un 0,9%. Desde entonces, no obstante, han crecido entre un 1,4% y un 1,8% anual.

Por otro lado, desde la consultora PwC aseguran que Berlín y Hamburgo son las dos ciudades europeas más atractivas para adquirir un inmueble, seguidas de Dublín y Madrid, mientras que la capital alemana es la urbe con las mejores perspectivas de subida de rentas para este año, seguida de Milán y Madrid.

"Las ciudades alemanas, como siempre, están en lo alto del ranking. Actualmente Berlín acapara los piropos de los inversores gracias a su apuesta innovadora, a la cantidad de jóvenes que hay en la urbe (muchos de ellos extranjeros) y al creciente turismo. Muchos creen que está infravalorada en términos de inversión inmobiliaria para la demanda que tiene y dispone de mucho suelo para crecer", cree Guillermo Massó, líder de Real Estate de PwC.

De hecho, los cálculos del Instituto Pestel apuntan a que, solo para cubrir la demanda residencial de las familias más humildes, el país necesitaría construir 400.000 nuevos pisos cada año hasta 2020.

 

fuente: Idealista.com 01/02/2016