Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

La vivienda cierra 2017 con una subida del 3,1%, un 7% desde mínimos

El precio medio de la vivienda libre subió un 3,1% en el cuatro trimestre de 2017 respecto al mismo periodo de un año antes, con lo que suma casi tres años de constantes incrementos, según datos del Ministerio de Fomento. El alza de los tres últimos meses es, además, la más alta de ese periodo. Hay que remontarse al primer trimestre de 2008 para encontrar un trimestre mejor en términos interanuales. 

Entonces los precios se elevaron un 3,8%, según la estadística de Fomento. El indicador ha remontado un 7,1% desde sus valores mínimos, en el tercer trimestre de 2014, si bien el precio del metro cuadrado de la vivienda libre sigue siendo mucho más bajo del que se pagaba a principios de 2008. En concreto, se situó en 1.558,7 euros, un 25,8% por debajo de máximos. Un dato que aleja los temores de un nuevo sobrecalentamiento de los precios que derive en otra burbuja inmobiliaria, al menos con estos datos sobre la mesa. 

La incertidumbre es saber hasta qué nivel pueden subir los precios para hablar de recuperación sostenida y cuáles son las estadísticas más ajustadas a la realidad. Hace apenas tres días, el Colegio de Registradores hablaba de un encarecimiento acumulado en 2017 del 7,6%. Con respecto a los máximos, alcanzados en 2007, estimó un descenso del 21%. Por el contrario, con respecto a los recientes mínimos de 2014, los registradores estimaron un incremento del 20,9%. 

"El dato de Fomento es bastante más comedido que el publicado por el Colegio de Registradores", valora Ferran Font, director de Estudios de pisos.com. En cualquier caso, "se aprecia como este indicador ha abandonado los porcentajes de las crisis, y aunque se mantiene alejado de los máximos de 2008, ha recuperado buena parte del margen perdido". 

Las regiones que más han crecido son Madrid (6,9%), Baleares (6,5%) y Cataluña (5,3%). Las mayores caídas en La Rioja (-1,8%), Castilla y León (-1%) y Castilla-La Mancha (-0,8%).

 

(El Economista. Página 44. 2 medias columnas)