Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

La vivienda arranca el año un 3,6% más cara por el tirón de las capitales

El precio de la vivienda arrancó 2018 con una subida del 3,6% en enero, motivada por el tirón de las grandes ciudades y zonas insulares, según el último Índice General de precios de Tinsa. La tasadora prevé un crecimiento moderado de cara a 2018. "No estimamos que el incremento de precios sea superior al 5%", explica Jorge Ripoll, director del Servicio de Estudios de Tinsa, debido a que todavía hay zonas recuperándose del ajuste de precios, que llegaron a experimentar una caída acumulada del 45% respecto a máximos en 2007.

Las capitales y grandes ciudades encabezan las subidas, con un incremento del 5,1%, seguidas por Baleares y Canarias, donde la vivienda se encareció un 4,1%. "Estas medias esconden realidades bastante diferentes", explica Ripoll. La temperatura del suelo varía por zonas y, en el caso de las grandes ciudades, "Madrid y Barcelona son las grandes locomotoras". A pesar de los aumentos continuados, el valor medio de la vivienda en España se sitúa a niveles de junio de 2013, un 38,3% por debajo de máximos, por lo que el riesgo de burbuja queda lejos. 

Los motores del aumento de precios están, por un lado, en el aumento de la confianza en la economía y en su crecimiento, que han favorecido la creación de empleo, mejorando las condiciones de solvencia de las familias y el acceso a crédito. Por otro lado, la vivienda se ha consolidado como la opción de inversión por excelencia en un entorno de bajos tipos de interés e inflación moderada, frente a opciones más arriesgadas, como la Bolsa. 

En Madrid, por ejemplo, el precio de la vivienda se ha disparado un 17%, según los últimos datos de 2017. En Barcelona, en cambio, "habrá que ver si se recupera del conflicto político que está paralizando las inversiones", añade Ripoll, en referencia al retroceso en el precio que se ha producido en el último trimestre en Cataluña y a un aumento del tiempo medio de venta de la vivienda. Las regiones que crecen están arrastrando al resto del mercado hacia variaciones positivas, "pero de forma lenta y variada", matiza Ripoll. Ciudades como Valencia, Zaragoza o Sevilla se van incorporando a los crecimientos, aunque de manera lenta. 

Por segmentos, en la vivienda nueva está siendo más selectiva la construcción, aunque los visados aumentaron un 11,1% en noviembre. "Los proyectos están más ajustados a lo que la demanda solvente quiere", explica Ripoll. El cliente, de edad madura, busca reponer o reformar su vivienda, con más superficie, áreas comunes y diseños de mejor calidad en viviendas unifamiliares o pisos de gran superficie. "Este segmento ha repuntado mucho en el último año y medio, y está siendo la estrella en Barcelona y Madrid", subraya Ripoll. 

A nivel nacional, la venta de viviendas se disparó un 20% en noviembre, con 40.579 transacciones, a pesar de un estancamiento en la venta de viviendas por crédito hipotecario. Sin embargo, ayer BBVA Research publicó que los últimos datos apuntan hacia nuevos avances en las ventas. "Este mejor inicio de año también quedó constatado por la evolución de la confianza de los consumidores, que se mostraron más optimistas sobre la futura evolución de la economía que en meses precedentes", apunta BBVA Research.

Por otra parte, destaca que los datos de empleo "no reflejaron una pérdida de dinamismo de los afiliados en el sector" en el cuarto trimestre de 2017 y que se debe, en parte, "al mejor comportamiento que se aprecia en la obra pública y en la no residencial". Además, el dato de enero "muestra un mayor crecimiento de los afiliados a la Seguridad Social en el sector de la construcción", precisa.

 

(Expansión. Página 24)