Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

La subida de Madrid y Barcelona roza el 20%

La pujanza de la demanda y la agostada oferta están disparando precios en Madrid y Barcelona, donde la vivienda se encarece a doble dígito y, en las zonas más cotizadas, hasta un 20%. Pisos que se alquilan en menos de 48 horas, cada vez menos carteles de se vende en vivienda nueva y escasa promoción de suelo son causa y efecto del fenómeno del mercado inmobiliario en las grandes capitales.

En Madrid, el precio en 15 de sus 21 distritos crece a doble dígito, y tres lo hacen por encima del 20%, elevando la media en la capital al 17% en el primer trimestre del año, según los últimos datos de Tinsa. Salamanca, Moratalaz y el Centro encabezan las subidas, con un crecimiento del 22,9%, 22,3% y 20,8%, respectivamente.

En Barcelona, donde el precio crece un 11%, también son mayoría: de los 9 distritos de la Ciudad Condal, 5 experimentan incrementos de precio por encima del 10%, con Sant Martí (18,4%) y Sants-Montjuïc (18,2%) a la cabeza.

El crecimiento nacional, que este año podría alcanzar el 2,7% según el Gobierno, junto a la creación de empleo, que ha mejorado las rentas de los hogares, explican parte del despertar de la vivienda en España. El escenario mundial de recuperación, la mejora del acceso a la financiación y el contexto de inflación moderada y bajos tipos han dado más poder adquisitivo a la demanda, que vuelve a considerar comprar una casa como una opción presente.

Los grandes motores de la recuperación del sector están siendo las grandes capitales junto a los destinos de costa. En estas áreas, tanto el precio de compra como de alquiler se está disparando durante meses consecutivos. Tanto es así que, en determinadas zonas de Madrid y Barcelona, los precios están a sólo un 10% de alcanzar los niveles máximos previos a la crisis.

La diferencia respecto a la evolución de otras ciudades se explica por el apetito inversor, que está elevando los alquileres. Barcelona es la ciudad más cara de España para alquilar un piso. Allí, la vivienda experimentó subidas del 6,4% en abril, según datos de Fotocasa, mientras que en Madrid se disparó un 11%, siendo la tercera ciudad más cara. Aun así, el comportamiento de la demanda y, por ende, de los precios, varía entre las dos ciudades.

En Madrid, el recalentamiento en el centro de la capital empieza a acercarse a máximos. Esto ha comenzado a reorientar los flujos de demanda hacia zonas periféricas, donde es posible encontrar pisos a precios muy competitivos, lo que empieza a elevar, a su vez, precios fuera de la M-30. Barcelona, en cambio, concentra un mercado más maduro y menos heterogéneo, lo que impide que la demanda se desplace a otras zonas. Esto, sumado a que los precios ya están muy cerca de máximos, hace más difícil grandes subidas en zonas cotizadas, lo que contrasta con la evolución de precios del centro de Madrid.

 

(Expansión, pág 21)