Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

La subida de los alquileres empuja la demanda de compra de vivienda

La subida de los alquileres se ha convertido en uno de los motores de la recuperación de la compraventa de viviendas. Según un estudio realizado por Fotocasa, la subida de las rentas ha reducido un 36% la demanda de alquiler, sobre todo entre los jóvenes menores de 24 años y en Madrid y Barcelona, e impulsa la demanda de compra, pese a la subida de los precios.

Según Beatriz Toribio, responsable de estudios del portal inmobiliario, "estamos viendo un retorno a la mentalidad tradicional en España, con un apoyo creciente a ideas como que alquilar es tirar el dinero (40% creen que es así), que compensa más pagar una hipoteca que un alquiler (54%) y que comprar una vivienda es una buena inversión (53%)".

Toribio señala que durante la crisis pareció que la preferencia por la propiedad desaparecía, sobre todo entre los jóvenes, y apostaban por la flexibilidad y libertad que aporta el alquiler, pero ahora son ellos precisamente quienes lideran el cambio de mentalidad.

Según el estudio Radiografía del mercado de la vivienda, se detecta más que una subida de las compras un ascenso de quienes prevén comprar en los próximos dos años. "Son personas de entre 25 y 44 años que prevén que se consolide la mejora de su situación económica y aumenten sus ahorros para poder comprar".

 La subida de los alquileres incrementa el deseo de compra de las personas entre 25 y 34 años (23%), pero tiene un efecto demoledor entre los más jóvenes, de entre 18 y 24 años: ha caído a la mitad su intención de alquilar, y también la de comprar.

"Optan por seguir en casa de sus padres, sin emanciparse, o en alguna vivienda de su familia en alguna localidad cercana a la capital, cuando existe, pero salen del mercado", señala Toribio. El estudio pone de relieve que un 20% de la población "se siente propietaria", aunque viva en una vivienda que no es suya, sino cedida por familiares y amigos.

El 51% de la población es dueña de una vivienda, un 12% dispone de dos (en general una primera vivienda y segunda residencia) y un 3% de la población tiene 3 o más viviendas, aunque no siempre son inversores sino también personas que son aún propietarios o copropietarios de una vivienda en el pueblo del que era originaria su familia.

 La inmensa mayoría de los particulares destinan sus viviendas para su propio uso, ya sea como residencia habitual (75%) o segunda residencia (12%). Un 8%, en cambio, tiene una vivienda de su propiedad alquilada como primera residencia de otra familia y otro 1% tiene su segunda residencia alquilada, en la mitad de los casos para estancias cortas o alquiler turístico. Un 4% de las viviendas están vacías, en muchos casos las situadas en ámbitos más rurales.

Toribio destaca que más allá de estos inversores particulares el mercado inmobiliario está siendo impulsado ahora por inversores institucionales como fondos, socimis o entidades financieras. Por ello, a su juicio "la reactivación inmobiliaria hay que tomársela con mucha más prudencia de lo que las grandes cifras de compraventas o subidas de precios parecen indicar".

El estudio de Fotocasa destaca que los cambios se centran en Madrid y Barcelona y sus áreas metropolitanas, las zonas que han liderado las subidas del alquiler: en Barcelona las rentas han subido más del 40% desde el 2013, mientras que en Madrid han subido un 30% y en ambas se han superado los máximos de los años de la burbuja.

 

(La Vanguardia, pág. 47, Media página)