Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

La deuda hipotecaria de las familias españolas cerró 2015 en mínimos de la última década

Las familias españolas han aprovechado los años de crisis y sequía crediticia para quitarse deudas de encima. Según los datos del Banco de España, a cierre de 2015 los hogares tenían una deuda vinculada a la vivienda de 560.874 millones de euros, una cantidad 22.000 millones más reducida que a cierre de 2014 y la más baja desde octubre de 2006.

El esfuerzo por desendeudarse se hace todavía más patente cuando comparamos la deuda actual con la que los españoles llegaron a acumular entre mayo y julio de 2010. En aquellos tres meses, insiste el regulador del sector financiero, su endeudamiento ligado a su casa superó los 680.000 millones de euros.

Así pues, en apenas cinco años y medio, las familias han reducido su apalancamiento hipotecario en unos 120.000 millones de euros o, lo que es lo mismo, en un 18%. La cifra no es baladí: esos 120.000 millones equivalen aproximadamente a un 12% del PIB español o al valor de mercado conjunto de Inditex y BBVA.

La deuda empresarial, también en niveles precrisis

 Las cifras del organismo presidido por Luis María Linde también ponen de relieve el esfuerzo que ha realizado el tejido productivo para quitarse deudas de encima. A cierre de diciembre, el conjunto de las empresas españolas debía aproximadamente 920.058 millones de euros, 20.000 millones menos que un año antes (-2,35%) y la cantidad más reducida desde agosto de 2006.

En su caso, el pico del endeudamiento se produjo en abril de 2009, cuando la cifra alcanzó los 1,273 billones de euros. Esto significa que, en apenas cinco años y medio, han reducido su apalancamiento en unos 353.000 millones de euros o, lo que es lo mismo, en casi un 28%.

Los expertos aseguran que las empresas ya han soltado todo el lastre necesario y han dejado su deuda en niveles sostenibles. En cambio, creen que las familias todavía deben hacer un último sprint para alcanzar la meta. Según el servicio de estudios de Caixabank, a los hogares españoles les faltan dos años  para situarse al nivel de sus homólogos europeos.

 

Fuente: Idealista.com  02/02/2016