Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

Guía para invertir en vivienda y alquilar. Rentabilidad de la vivienda alcanza el 23% en Barcelona y el 12% en Madrid

El mercado residencial experimenta una etapa de clara consolidación. Al menos, en las grandes ciudades, en las zonas costeras y en la mayoría de las capitales de provincia. Con la lección de la burbuja aprendida, los profesionales y los particulares se han vuelto a fijar en el sector residencial como caladero de beneficios. El motivo es claro: comprar una casa para ponerla en alquiler ofrece una rentabilidad muy superior a la de otros activos financieros. Además, el precio de los pisos sigue siendo mucho menor al de hace diez años, y tiene recorrido al alza. Estos factores, sumados a la leve recuperación del empleo y a la enorme demanda de arrendamientos han construido en los dos últimos años un escenario propicio para los inversores, tanto para los minoristas como para las socimis y los fondos.

Comprar una vivienda para alquilar se ha convertido en la inversión más productiva. Su rentabilidad -ingresos por alquiler más revalorización- roza el 10% de media en España, muy superior a la que ofrecen otros activos. En las capitales las cifras se disparan, y en Madrid y Barcelona la rentabilidad alcanza el 12% y el 23%, respectivamente. Expansión publica junto a su edición del fin de semana una guía detallada sobre la rentabilidad ofrece la vivienda en distintas ciudades; cuáles son las zonas en las que resulta más beneficioso comprar un piso para luego ponerlo en alquiler y obtener un rendimiento; qué tipología de inmueble es la más atractiva; cuánto se van a revalorizar las viviendas, y en qué zonas y si ha llegado la hora de invertir en la costa. El precio de alquiler de los pisos situados en la primera y la segunda líneas del litoral sube un 8,95% interanual, y proporciona rentabilidades medias del 5,67%, según un informe de urban-Data Analytics (uDA). Son rendimientos muy cercanos a las rentabilidades de referencia que ofrece el arriendo en las ciudades de Barcelona y Madrid (5,74% y 6,29% respectivamente). Las mayores rentabilidades de la costa se sitúan en las provincias de Islas Baleares, Barcelona, Las Palmas, Huelva y Almería donde la rentabilidad en alquiler se encuentra por encima del 5,5%. De ellas descuellan Baleares y Barcelona, con rentabilidades por alquiler por encima del 7%. Además, el crecimiento interanual del precio del alquiler se encuentra también por encima del 20%. Y el precio de compraventa también es muy elevado.

El suplemento incluye también la visión de tres expertos: José Antonio Pérez, director de la Cátedra Inmobiliaria del Instituto de Práctica Empresarial, analiza las claves a tener en cuenta a la hora de invertir en vivienda: los gastos que hay que tener en cuenta además del precio de venta; calcular la rentabilidad neta antes de decantarse por la inversión en vivienda; qué provincias son las que ofrecen mayor rentabilidad neta; considerar que el alquiler turístico conlleva más gastos, por último si es más rentable, en términos netos, un piso turístico. El consultor inmobiliario José Luis Ruiz Bartolomé expone en "La inversión, en su mejor momento en 10 años" que el nuevo ciclo inmobiliario "está sorprendiendo por la pujanza del mercado de alquiler: la precariedad laboral juvenil y su mayor movilidad geográfica, junto con la masificación del turismo urbano gracias al transporte low cost y la facilidad técnica para reservar pisos por días están suponiendo una verdadera explosión del arrendamiento de vivienda. Aunque pueda parecer contradictorio, al mismo tiempo se está produciendo un gran repunte de la compra de viviendas, en parte por la salida del armario de una importante demanda embalsada, y en parte por la proliferación de inversores de todos los perfiles atraídos precisamente por el florecimiento del alquiler". Jaime Pascual-Sanchiz, director general ejecutivo de Aguirre Newman, sostiene en "Invertir bien en vivienda" que el auge del sector residencial está justificado, pero recomienda a los inversores particulares que no se confíen porque siempre "hay amenazan acechando al sector inmobiliario. Argumenta que la clave es "comprar con sólidos fundamentales y con prudencia".

Asimismo, se incluye un artículo sobre las mejores hipotecas que ofrece la banca (ver apartado hipotecario de este boletín) y un informe sobre las empresas que le garantizan el cobro del alquiler de su vivienda. Se explica que la creciente demanda del alquiler lleva a los propietarios a considerar el delegar en profesionales la gestión del arrendamiento de sus propiedades. Además se publican sendos artículos sobre el mercado residencial de Londres y Nueva York.

Fuente: Expansión 29-07-2017