Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

El precio del alquiler sube un 5%, hasta los 740 euros mensuales

(Expansión. Página 38. 3 columnas)

El mercado inmobiliario ha visto luz al final del túnel, y lo ha hecho gracias al repunte de la compraventa de vivienda de segunda mano -que ha vuelto a niveles precrisis- y al auge del alquiler. Concretamente, el precio medio de los alquileres se situó en 740 euros al mes para una superficie media de 112 metros cuadrados en el último trimestre, un 4,96% más que el dato registrado a cierre de junio, según el último informe de pisos.com. El aumento de precios lo protagonizan las principales ciudades y áreas turísticas. En seis capitales españolas, el alquiler ya supera los 1.000 euros al mes. Barcelona es la capital más cara para los inquilinos, con una renta media de 1.550 euros al mes, seguida de Madrid (1.485 euros), San Sebastián (1.262 euros, Bilbao (1.092 euros), Palma de Mallorca (1.060) y Sevilla (1.001). Aunque donde más aumentaron fue en Alicante (14,9% respecto a junio). Dependiendo del área de arrendamiento, los precios van desde 641 euros al mes, para una vivienda de una habitación; hasta los 1.115 euros para cuatro habitaciones. El director general de pisos.com, Miguel Ángel Alemany, asegura que la subida de las rentas del alquiler parece estar todavía "lejos de tocar techo". El aumento interanual del precio del alquiler fue del 11,95%.

"Los repuntes se han extendido prácticamente por toda la geografía española", señala. En parte, este boom del alquiler viene favorecido por un cambio de tendencia en el perfil del cliente. Por un lado, Alemany explica que la demanda de alquiler se ha incrementado en algunas ciudades "donde el acceso a un inmueble en propiedad aún presenta obstáculos para muchos potenciales compradores". Esto se debe a que, mientras el precio de la vivienda está alcanzando un momento dulce, los salarios y el aumento del ahorro no suben al mismo ritmo. Las nuevas familias y la demanda joven también han crecido en el mercado del alquiler. En el caso de las capitales, influye el boom de las plataformas de alquiler vacacional, que ha disparado los precios especialmente en zonas céntricas, incrementando la rentabilidad de los pisos.