Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

El precio de la vivienda en las grandes ciudades sube un 6%

Los precios de la vivienda siguen subiendo impulsados por la aceleración en las grandes ciudades y en las Islas Baleares y Canarias, de acuerdo con los últimos datos de la tasadora Tinsa, que publica tambiénEl Economista.En concreto, el precio del metro cuadrado de los inmuebles se elevó un 2% en abril con respecto al mismo mes de 2016. Aunque estas cifras son siete décimas más bajas al registro de marzo en el caso del conjunto del país, no se puede hablar de desaceleración, ya que la tendencia general es cada vez más alcista. Además, estos datos muestran una aceleración creciente en un mercado clave como es el las grandes ciudades, donde los precios llegaron a elevarse un 6,1%, seguidos de Baleares y Canarias, donde el valor de los inmuebles crece un 4%. Así, el alza de los precios de la vivienda en las capitales y las grandes ciudades se acelera seis décimas respecto al mismo mes del año pasado, lo que supone el ritmo más elevado desde el inicio de la crisis. Este incremento tiene su punta de lanza en algunas de las zonasprimede Madrid y Barcelona. Sin embargo, las subidas de precios en los últimos meses se están extendiendo a cada vez más barrios, dada la fuerte presión compradora en las zonas más pujantes.

Por su parte, los precios en Baleares y Canarias se elevan a un ritmo de 4%, impulsados por dos grandes factores. Por un lado, la elevada demanda por parte de los compradores extranjeros. Por otro, la compra de viviendas como inversión, ya que se pueden poner en alquiler fácilmente para estancias cortas durante la mayor parte del año, lo que eleva su rentabilidad. El precio en estas zonas cae un 27,8% desde 2007, una tercera parte menos que la media.

Esta situación contrasta con la debilidad de los precios de la vivienda en la costa mediterránea, las áreas metropolitanas y los municipios pequeños, donde hay más stock de viviendas por vender y la demanda es menor. La primera situación es lo que ocurre en la costa mediterránea, donde los precios avanzan un tímido 1,3%, seis décimas menos que el mes anterior. Durante los últimos años, la mayor parte de los registros en esta zona han sido negativos o han bordeado el estancamiento debido a que el exceso de inmuebles sin vender sigue colapsando el mercado inmobiliario, provocando que los precios sigan deprimidos. Por ello, el precio de las viviendas en el arco mediterráneo se sitúa todavía un 46% por debajo de los niveles de 2007.

La cotización de un piso en el resto de municipios cae un 1,4%. Aunque estos precios han llegado a recuperarse levemente durante algunos meses, todavía no logran remontar el vuelo con claridad. Esto se debe en gran medida a que el volumen de compraventas es insuficiente para definir la tendencia, lo que genera que haya frecuentes altibajos en el indicador. Y, finalmente, las áreas metropolitanas siguen de capa caída, con un descenso de los precios del 2,6%. Este dato supone, además, una ralentización de más de dos puntos respecto al mes anterior y da la puntada a un nicho de mercado que se hunde un 45,9% desde el estallido de la burbuja inmobiliaria. La razón hay que buscarla precisamente en que el desplome del mercado hizo más asequibles los precios de la vivienda en el interior de las grandes ciudades, por lo que buena parte de la demanda vio innecesario desplazarse decenas de kilómetros para comprar una vivienda.

 Por otra parte se comenta que las principales señales del mercado inmobiliario, recopiladas Tinsa, apuntan a que el momento dulce del mercado inmobiliario se extenderá en el tiempo y cogerá impulso en los próximos meses. Datos como la compraventa de viviendas, los visados de obra nueva o el número de afiliados a la Seguridad Social, recogidos el informe mensual de la tasadora apuntalan esta fortaleza de la demanda. Finalmente, la tasa de dudosidad (créditos a familias en riesgo de impago) se mantiene en el 4,6% en 2016, lo que amplía las posibilidades de mantener abierto el grifo del crédito durante los próximos meses.

 

Fuente: Expansión 10-05-2017